La Sociedad Laboral es un modelo empresarial, no del todo conocido, pero enormemente interesante y útil para el desarrollo del emprendimiento colectivo, pero las Sociedades Laborales, también se crean, cuando una empresa cierra (por la crisis, por la jubilación del empresario, etc.) y los trabajadores deciden continuar la actividad formando una sociedad laboral, en la que son al mismo tiempo trabajadores y socios propietarios.

Las sociedades laborales han mostrado un alto potencial de generación de empresas.  En la actualidad hay 9.234 Sociedades Laborales, que generan cerca de 65.000 empleos.

Es necesario subrayar que la Sociedad Laboral es el modelo óptimo para el fomento de la participación de los trabajadores en la empresa.

La Sociedad laboral, es donde capital y trabajo encuentran su equilibrio.  Permite armonizar los intereses de las personas (socios trabajadores) y los intereses del capital, facilitando un equilibrio entre el desarrollo empresarial y los intereses y objetivos de las personas. 

En la Sociedad Laboral se produce una mayor identificación entre los intereses de los trabajadores y los intereses de la empresa, minimizando los conflictos internos, produciéndose un mayor compromiso e involucración de las personas en el desarrollo del proyecto empresarial.

La sociedad laboral, por sus características intrínsecas, se visualiza como una empresa socialmente responsable, lo que favorece la percepción que tienen sobre ella clientes y agentes económicos.

La sociedad laboral es una empresa comprometida con su entorno, lo que impulsa la actividad económica en el territorio en el que ejerce su actividad.

La doble condición de socios y trabajadores de sus integrantes hace que se puedan desarrollar unas relaciones laborales óptimas, facilitando la adaptación de las condiciones salariales y laborales a la situación económica, lo que favorece, innovación y competitividad. 

El modelo de sociedad laboral facilita la reinversión de beneficios, y por tanto mejora la capitalización y la solvencia empresarial. 

La prevalencia de los intereses de las personas favorece la motivación ante la formación profesional y la capacitación individual de los trabajadores.

La Sociedad Laboral es empleo estable y de calidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies